Corrosión, protección catódica y anódica

ingeniero mide presion

La corrosión, ocasiona daños costosos y en ocasiones irreparables, en los cuales la sustitución de piezas o máquinas enteras suele ser la única solución.

Compartir artículo

Al trabajar o diseñar máquinas o estructuras que tienen grandes cantidades de metal, es necesario conocer que es la corrosión y como protegerlas de ella ¡verás que no es tan difícil como se oye!

¿Qué es la corrosión?

 La corrosión es el deterioro que presenta un material como consecuencia de los ataques eléctricos que pueda recibir del entorno. La velocidad a la que se realiza dependerá de la temperatura del ambiente de la salinidad de los fluidos con que el material entra en contacto y además de las propiedades de este mismo.

corrosion de escaleras
                                                                                    Efectos de la corrosión en escaleras

Aunque es un proceso natural puede llegar a ser un problema importante, ya que puede causar accidentes cuando las piezas metálicas se rompen espontáneamente. Cada 7 segundos en el mundo se llegan a disolver hasta 5 toneladas de acero a causa de la corrosión, así que es realmente importante detenerla.

Protección anódica para combatir la corrosión

La protección anódica se realiza a diferentes metales  sometiéndolos a un  potencial más positivo que el  E° de corrosión,  La E de densidad de corriente se va aumentando hasta el máximo para disminuirla luego hasta la i pasiva, entonces a en este bajo nivel de oxidación los valores de tensión que sean mayores a Epp hacen que se genere una capa protectora producida anódicamente gracias a los iones fosfóricos, sulfúricos o álcalis, suele ser suficiente para que el metal se proteja de forma rápida y efectiva.

estructuras de acero
                                                                       Estructuras de acero en construcción

Protección catódica para combatir la corrosión galvánica

La corrosión galvánica es producida por los líquidos. Barcos, hélices de buques, torretas para buscar petróleo y otras estructuras metálicas que están en permanente contacto con el agua pueden protegerse conectando el metal que deseamos proteger, al que llamaremos “cátodo” con otro metal que se corroe más fácilmente, llamado ánodo de sacrificio y que en consecuencia actuará como una celda electroquímica, protegiendo al cátodo.

Trabajador realizando recubrimiento en polvo de detalles metálicos
                                                        Trabajador realizando recubrimiento en polvo de detalles metálicos

Aunque el proceso suena un poco complicado en ambos casos realmente es sencillo y los materiales que se compran con estas características ya vienen preparados para resistir la corrosión durante muchos años.

¿Tienes dudas? Escríbenos un correo electrónico a:  info@transdinamic.com

Procuramos ser muy rápidos en nuestra repuesta. Comparte con nosotros tus ideas, dudas e inquietudes. 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

For security, use of Google's reCAPTCHA service is required which is subject to the Google Privacy Policy and Terms of Use.

I agree to these terms.

Compartir artículo

Más para explorar